Skip to content

Pureza Sexual … LEVANTA LOS OJOS Y DEFIENDE TU PUREZA

enero 10, 2015

Saludos nuevamente a todos ustedes que defienden día a día su pureza sexual

“Levanta tus ojos a los cielos y mira las nubes en lo alto.”  Job 35:5

Llegamos a nuestro quinto artículo en esta serie relacionada a cómo mantener la pureza de nuestros ojos en medio de un mundo que idolatra a la lujuria sexual.  A medida que nos volvemos más exigentes con nuestra pureza, nos daremos cuenta que este mundo pretende seducirnos con mucho más que el material abiertamente sexual o pornográfico.  En su variada gama de ofrecimientos, la calle trata de engañarnos con las “áreas grises” que pueden ir desde un extremo, donde se encuentra la pornografía infantil o sado-masoquista donde se viola y ataca sexualmente a niños y adultos, hasta el otro extremo, donde se encuentra el material visualmente estimulante y erótico, pero sin endosar el desnudo. Entonces pensamos que si no es abiertamente pornográfico o sexualmentelook-up explícito, nuestros ojos no serán contaminados. Así, caemos en un conformismo moral que nos mantendrá en la cuerda floja, pero que tarde o temprano nos lanzará al precipicio. Por eso es que te puedo testimoniar que nunca pude tener pureza en mi vida hasta entender que una pureza a medias no es pureza verdadera y que una pureza conformista, con licencia para mancharse de vez en cuando, es realmente una lujuria sexual disfrazada de pureza. A medida que acepté en espíritu, cuerpo y alma el reto de Dios de salir de la atadura sexual, comencé a defender mi pureza contra todo y contra todos los que pretendieran amenazarla. Así me vi un día en mi oficina –cuando todavía practicaba la abogacía– ante el gran dilema de mirar o no mirar. Una colega de profesión me vino a visitar y al saludarla, me percaté inmediatamente que tenía un escote de esos que nada dejaba a la imaginación.  ¿Qué hacía?  ¿Dejaba que mis ojos se intoxicaran, o defendía la pureza de mis ojos?  En mi lucha mental, el lado oscuro de mi corazón me dijo que yo no me había buscado eso y que ella me estaba invitando a mirar.  El lado puro de mi ser me dijo que esto se trataba de ser radical para hacer lo correcto, sin importar otros factores.  Así decidí subir la mirada y hablarle a la colega casi mirando hacia el cielo…  Muchos años después, incorporé esta práctica mientras veía televisión en mi casa. Al presentarse un anuncio comercial de esos que utilizan el sexo y la mujer semidesnuda para vender algún producto, desviaba la mirada hacia el techo. Mi hijo Pedrito me preguntó con curiosidad por qué miraba para el techo cuando venían estos anuncios y aproveché la oportunidad para modelarle, con palabras sencillas lo que es mantener la mirada pura:  “Mi amor, es que Dios me dio estos ojos para que yo mirara a Mami y a más ninguna mujer y cuando salen esos anuncios de mujeres con poca ropa, pues yo decido mantener mis ojos limpios y no miro a otras mujeres.”  Para mi sorpresa, en el próximo anuncio comercial de ese tipo, vi a Pedrito alzando su mirada hacia el techo y diciéndome que él “también quería mantener los ojos limpios”.  Pedrito tenía 5 años de edad.  Desde ese momento mi hijo nunca ha perdido una oportunidad para decirme, “¡papi, cuidado!” cuando sale un anuncio de televisión con mujeres semidesnudas, o cuando vemos una pancarta publicitaria erotizada en la calle. ¿Qué te quiero decir con esto?  Nunca es muy temprano para enseñarle de pureza a tus hijos; nunca es muy temprano para que modeles esta pureza en tu hogar con tus acciones.

Entonces, ¿qué puedo recomendarte hoy?

  • Atrévete a ser radical al defender tu pureza.  Si tienes que mirar para el techo, o desviar la mirada, hazlo.
  • Implanta esta conducta en tu casa y en la calle y atrévete a modelarla en tu familia para que tus hijos aprendan lo que es pureza radical y vean, con tu ejemplo, cómo defiendes la pureza de tus ojos.
  • Tu mente y el mundo pretenderán avergonzarte ante una conducta que podría considerarse como ridícula para la mayoría. No te preocupes. El mundo podrá ridiculizarte, pero tu Padre que está en los cielos te aplaudirá.
  • Nunca olvides que le servimos a un Dios radical. Un Dios que nos amó tan radicalmente como para entregar a su único Hijo en una cruz por ti y por mi.  Radicalidad fue Su ejemplo y es nuestro llamado.
  • Si te atreves a buscar de manera radical tu pureza al defender tus ojos, la lujuria sexual seguirá perdiendo fuerza en tu vida y las imágenes visuales que buscan disparar tu libido dejarán de esclavizarte.

Te invito a implantar estas sencillas normas en tu vida.  ¡Levanta la mirada y podrás ver a Dios sonriéndote desde el cielo!

Un abrazo,

Edwin Bello

Fundador

Pureza Sexual…  ¡Riega  la  Voz!

¿HABLA A TU VIDA ESTE MENSAJE?

AYÚDANOS CON TU DONATIVO A DEFENDER A NUESTRAS FAMILIAS DE LA PORNOGRAFÍA Y LA LUJURIA SEXUAL.

¡NECESITAMOS TU AYUDA PARA SEGUIR LLEVANDO ESTE MENSAJE A LAS NACIONES!

PayPalDonateNow


Anuncios
One Comment leave one →
  1. Samuel HVHV permalink
    enero 19, 2015 10:02 pm

    Cuando era adolescente, solía mirar al techo al aparecerse una compañera mal vestida, o una mujer semi desnuda en la TV. Un familiar cristiano, al verme hacer eso, me dijo que no lo hiciera, ya que uno supuestamente podía verlas sin ser tentado; además de que me arriesgaba a que me tildaran de homosexual. ¡Qué gran error! Mientras levanté la mirada, tuve victoria. Cuando la bajé, tuve problemas. Ahora la estoy levantando nuevamente y estoy volviendo a tener la victoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: