Saltar al contenido.

Pureza Sexual … EJERCITANDO LOS OJOS PARA DESARROLLAR PUREZA

enero 13, 2015

Saludos nuevamente a todos ustedes que defienden día a día su pureza sexual

“¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero solo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar!” 1 Corintios 22:9-24

Hemos llegado al séptimo artículo de nuestra serie sobre la pureza de los ojos en medio de un mundo XXX. Todo atleta requiere de ejercicio y preparación para fortalecerse y poder lograr las metas que se ha impuesto en su disciplina deportiva. Igual ocurre en el tema de desarrollar pureza mediante la custodia de los ojos. Para aquellos que han vivido la esclavitud sexual, la atadura a la pornografía y la obsesión por mirar lo íntimo y prohibido al invadir los cuerpos de otras personas, re-adiestrar y ejercitar nuestros ojos para que hagan lo correcto es indispensable. Y en este proceso de enseñar pureza a nuestros ojos, no podemos caer en los errores que muchas veces ocurren con el atleta a la hora de entrenarse. No caigamos en la trampa de querer mucho de inmediato, porque acabaremos frustrados y derrotados. El que sabe cómo entrenar, reconoce que es más importante establecer una disciplina, un hábito sólido y consistente antes de esperar resultados extraordinarios. Por eso es que hoy te reto a ver este entrenamiento de tus ojos como uno de “pequeños pasos de bebé.”  man-exercising1Tendrás que ir poco a poco, con paciencia, para poder lograr que tus ojos se fortalezcan y alcancen esa consistencia en su pureza a la hora de mirar. Lo primero que te recomiendo es que leas nuevamente los pasados seis artículos para que puedas identificar todos los ejercicios y estrategias visuales que te he compartido en los pasados días. Establece un plan de acción basado en estas herramientas. Luego, identifica tus frentes de batalla y cómo habrás de batallar, defenderte y contraatacar en cada uno de tus territorios. Entonces, te recomiendo que establezcas metas concretas, que vayan de “menor a mayor” en dificultad para lograr la pureza de tus ojos.  Por ejemplo, “mi meta de mañana es no mirar las revistas de farándula en los estantes de las gasolineras que tienen modelos semidesnudas en sus portadas y no entrar en contacto con dichas revistas y mucho menos abrirlas”.  Otra meta puede ser, “mañana no voy a mirar las pancartas publicitarias en las carreteras que despliegan modelos en ropa interior de tiendas como Victoria’s Secret.” Si te fijas, estas metas no involucran personas de carne y hueso y, más bien, se relacionan con materiales inanimados que uno sabe dónde se encuentran y que uno puede minimizar su impacto, si se planifica.  Otro ejemplo es, “mañana no voy a prender la televisión, salvo para ver –acompañado– un programa de familia y cuando vengan los anuncios comerciales, voy a cerrar los ojos o desviar la mirada para todos ellos.” A medida que logres éxito en estas metas de menor riesgo, irás consolidando dominio propio y pureza. Sobretodo, comenzarás a creer que sí puedes ganar esta batalla. Y ese impulso en tu credibilidad es clave para la victoria. Luego podrás pasar a otras metas mayores y más complicadas como “mañana desviaré la mirada en mi trabajo cuando se me acerque aquella mujer que siempre viene con la falda bien ceñida o la blusa abierta.”  A medida que cobras fuerza, confianza y compromiso con tu pureza, podrás alcanzar otras metas más retantes como “mañana no miraré una imagen o página pornográfica que se levante sorpresivamente en mi computadora; sencillamente desviaré los ojos y la ignoraré hasta que pueda cerrarla.” Te puedo testimoniar que con alguna frecuencia, han llegado páginas e imágenes pornográficas o eróticas a atacar mi computadora mediante los llamados “viruses” y “pop-ups,” pero, por la gracia de Dios, he aprendido a ignorarlas y sacar mis ojos de ellas, sin que este material se pegue a mi vista y a mi memoria. Puede ser que pienses que esto es imposible, o inverosímil, pero te aseguro que es cierto, que los ojos pueden ser entrenados para no mirar lo que antes me esclavizó y que era imposible no mirar.

Entonces, ¿qué puedo sugerirte para que puedas ejercitar y desarrollar esta pureza para tus ojos?  Hoy te quiero compartir unas normas fáciles para lograr esta meta de convertirte en un atleta de pureza visual:

  • Establece y escribe metas concretas que vayan de menor riesgo a mayor riesgo con respecto a la lujuria sexual.
  • Identifica tus frentes de batalla y planifica las estrategias de ofensiva, defensa y contraataque que habrás de utilizar.
  • Se paciente y ve poco a poco, logrando alcanzar metas y fortaleciendo tu confianza y el dominio propio de tus ojos.
  • Recuerda que esta batalla se gana primero con tu boca y con tu mente, afirmando y creyendo que tus ojos serán libres de la lujuria sexual.
  • Planifica y anticipa luchas y retos que habrás de tener al día siguiente con respecto a la custodia de los ojos.  ¿Será una pancarta publicitaria por donde habrás de pasar, o tendrás que echar gasolina en aquel puesto, donde las revistas eróticas abundan al lado de la cajera?
  • Si aprendes a planificar y anticipar el “ataque visual,” estarás preparado, esperándolo para vencerlo, y la lujuria sexual no podrá emboscarte de sorpresa.
  • No te creas un súper héroe que está inmune a cualquier ataque. Enfrentando situaciones a destiempo causará que pierdas tu pureza aparatosamente, porque te creíste demasiado fuerte para luchar con esa persona, o esa imagen.

Ahora te toca ejercitar tu pureza y desarrollar una fortaleza en tu ojos para enfocarse en las cosas buenas, como nunca antes. ¡Hazlo y verás resultados sobrenaturales ocurriendo en tu vida! Sobretodo, pido a Dios que te permita experimentar lo que me ocurrió a mí, a medida que mi pureza se iba consolidando: Comencé a escuchar al Espíritu de Dios dentro de mí, animándome, aplaudiendo y exhortándome a seguir luchando, a seguir corriendo la carrera de mi pureza.  Por primera vez en años, aquel Espíritu de Dios que vivía entristecido y callado dentro de mí, salió de su silencio para hablarme. Era como si me dijera que ya Él no tendría que vivir en un templo manchado y contaminado por la pornografía y el sexo compulsivo; que se avecinaban días donde mi templo sería re-edificado y restaurado a una pureza como nunca antes vista. Hoy te animo a soñar que esto puede ocurrir contigo, que se vuelve a izar una bandera de pureza en tu territorio; que tus ojos son sanados y alimentados con el brillo restaurador de la luz de Cristo.  ¡Así lo creo!

Un abrazo,

Edwin Bello

Fundador

Pureza Sexual…  ¡Riega  la  Voz!

¿HABLA A TU VIDA ESTE MENSAJE?

AYÚDANOS CON TU DONATIVO A DEFENDER A NUESTRAS FAMILIAS DE LA PORNOGRAFÍA Y LA LUJURIA SEXUAL.

¡NECESITAMOS TU AYUDA PARA SEGUIR LLEVANDO ESTE MENSAJE A LAS NACIONES!

PayPalDonateNow


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: