Skip to content

Pureza Sexual … EL TÓXICO MORTAL DE LA PORNOGRAFÍA

septiembre 23, 2015

Saludos nuevamente a todos ustedes que defienden día a día su pureza sexual

“Sus labios destilan miel y su lengua es más suave que el aceite; al final es amarga como el ajenjo.”  Proverbios 5:3-4.

El pecado sexual no comienza con una cita clandestina, ni en la cama de un motel.  El pecado sexual comienza con una mirada, con una sonrisa, con una palabra tierna, o un pensamiento que te abra la puerta a la pregunta: “¿cómo sería…?”  Y ante el fenómeno de un gigante llamado Internet, vemos cómo la tecnología ha servido de catapulta para masificar el pecado sexual.  Y si algo el internet ha logrado es despojar a los excesos sexuales de la carne del elemento de proximidad.  Me explico.  En la generación pre-Internet, había que comprar la revista pornográfica, encontrarse con la amante o entrar al club de bailarinas exóticas. Eso implicaba tomar riesgos, fabricar complicadas mentiras y exponerse a ser sorprendido por algún conocido.  Ahora, con el advenimiento de la pornografía cibernética, unido a los clubes virtuales de sexo en vivo y la utilización de la “webcam”, cualquier persona puede consumir sexo secretamente, a larga distancia, frente a un monitor, sin tener que salir de su casa.  De esta manera, he conocido la trágica historia de hombres y mujeres casados que trivializaron los efectos tóxicos de lalixo-toxico pornografía y comenzaron con encuentros casuales de sexo en el Internet con un extraño, hasta acabar conociendo a esa persona y destruyendo sus matrimonios y sus vidas.

Nunca olvides que Jesús anticipó los efectos nocivos del Internet pornográfico:  anhelar a una persona con la que no estás casado(a) ya constituye adulterio del corazón.  Así lo dijo Él sin duda alguna en Mateo 5:27-28.  ¿Por qué el Mesías asumió una postura tan radical frente a los deseos sexuales que se pueden anidar dentro de nosotros?  Porque sin haber pecado, no ha habido nadie sobre la faz de esta tierra que conozca más sobre el pecado que Cristo.  Él sabía muy bien que un corazón intoxicado con anhelos sexuales es todo lo que nuestra carne necesita para accionar el pecado sexual en vivo y a todo color.  Si en la lucha entre nuestra carne y el espíritu la carne logra aprisionar el corazón, el placer por el sexo clandestino será mucho más fuerte que el placer que se deriva de honrar a Dios con nuestra pureza.  Caeremos aparatosamente.

Y no existe una trampa más seductora y mortal en la pornografía que su disfraz inconsecuente. ¿Qué consecuencias dañinas pueden derivarse de estar en la seguridad de tu hogar, mirando páginas pornográficas en el monitor de tu computadora, donde nadie te ve, nadie te conoce y donde no estás expuesto a los peligros de un negocio de sexo en la calle?  Así, la pornografía cibernética nos engaña al decirnos que no le hacemos daño a nadie, y que consumir este material hasta te cuida de los riesgos del sexo “cara a cara”, donde tienes que salirte de los entornos protectores de tu casa.  Como el pasaje de Proverbios, la pornografía te atrae con su dulce miel y su suave lengua.  Al principio, todo en la pornografía se presentará como agradable y fascinante.  Ella te mentirá para hacerte creer que su poder anestesiante ayuda a olvidar los problemas, a calmar las penas, a hacerte sentir más joven, más sexual y atrevido.  Su dulce miel te dice que en la privacidad de una computadora, puedes convertirte en un superhéroe sexual, en un actor o actriz de tu propia película XXX.  Pero a medida que la pornografía nos seduce lentamente, su agarre se hace más fuerte y asfixiante. Con el paso de las páginas de sexo descarnado, de cuerpos teniendo sexo sin amor y sin romance, como meros objetos de carne, la pornografía nos fue succionando la vida para convertirse en el problema.  La pornografía se había convertido en nuestra carcelera y no iba a dejarnos ir tan fácilmente.

Fuimos engañados por las apariencias.  Caímos en la trampa del “ajenjo” que se menciona en el pasaje Bíblico citado.  Nadie cuestiona que la planta del ajenjo tiene poderes medicinales. Pero en exceso, el ajenjo se convierte en un veneno que intoxica nuestro cuerpo.  La particularidad del ajenjo es que envenena con su poder acumulativo.  En otras palabras, te envenena poco a poco, cuando lo usas por mucho tiempo.  ¿Sabes cuál es uno de los efectos más reconocidos del ajenjo?  Esta planta tiene un efecto relajador en órganos claves del sistema reproductivo, como el útero.  El consumo de ajenjo a largo plazo causa que el útero pierda su resistencia. El resultado es que el ajenjo causa abortos espontáneos en mujeres embarazadas. ¿Podrás ver el paralelismo espiritual con la pornografía? Lo que primero se consumió como medicina, acabó convirtiéndose lentamente en un tóxico abortivo. ¿Ves el parecido entre ambos venenos?

Al principio, la pornografía era la panacea para todos nuestros problemas.  Su miel nos endulzaba la vida.  Al final, el ajenjo de la pornografía nos envenenó el alma y causó el aborto de todos los sueños de Dios en nosotros.  ¿Exagerado?  De ninguna manera.  Te está hablando un hombre que vivió los efectos tóxicos de esta droga hasta sus últimas consecuencias.  En su momento más oscuro, este ajenjo me robó todo lo que tenía física, emocional y espiritualmente.  De abogado exitoso, me convertí en un ser fracasado, solo, confundido y en la quiebra económica y espiritual.  La lujuria sexual me robó toda la paz y todas las ganas de vivir que tenía hasta convertir mi vida en una locura.  Ahí, el enemigo me jugó su mejor carta, al plantar en mi mente que suicidarme y dejarle a mi familia el dinero de una póliza de vida era la única alternativa disponible.  En muchas veces escuché aquella voz diciéndome “vales más muerto que vivo”…  Hasta el borde de ese precipicio fatal me llevó la pornografía y el pecado sexual antes que el brazo de Dios me alcanzara.

Te pido algo hoy, amado y amada que me lees: no permitas que el tóxico seductor de la lujuria sexual te lleve a donde me llevó a mí. Hoy estás a tiempo. Hoy Dios espera por tu decisión.  Solo se necesita que des el primer paso hacia la libertad verdadera que Cristo te ganó  en el madero y que te ofrece ahora.  Si quieres escuchar más sobre mi testimonio, te invito a que te unas a este servidor y a un grupo de valientes en la Conferencia Tóxico en el MACC de Miami Florida, este próximo sábado 26 de septiembre a partir de las 9:00 AM.  Ahí estaré todo el día para compartir contigo un mensaje de pureza, libertad y esperanza.

Para más información puedes ir a: http://www.conferenciatoxico.com

Un abrazo,

Edwin Bello

Fundador

Pureza Sexual…  ¡Riega  la  Voz!

http://www.hombresdevalorhombresdeverdad.com

http://www.purezasexual.com

http://www.purezainvencible.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: